Creer en ti

Soy fiel admiradora del cantautor, poeta, escritor y filósofo argentino, Facundo Cabral. De sus citas célebres particularmente, hay una que me encanta y de la cual me he apropiado de forma que, suelo recitarla para mis hijos cada vez que la oportunidad lo requiere.

i-believe-in-you2“No digas no puedo ni en broma. Porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes”.

Son sabias palabras, dignas de compartir. Sí, porque la confianza en uno mismo no es algo que se hereda, es algo que se aprende y se desarrolla a lo largo de la vida.

Entre todas las cualidades que podemos tener, creer en uno mismo es una de las más importantes. Es la mejor inversión que podemos hacer. Tener confianza en nuestro talento y dotes personales nos permite, no solo plantearnos metas cada vez más ambiciosas y alcanzarlas, sino también sentirnos a gusto con nosotros mismos, incluso cuando no logramos los objetivos.

Generalmente gastamos mucho tiempo, y cantidad de energía emocional preocupándonos por aquello que los demás piensan de nosotros, en vez de enfocar nuestros pensamientos en lo que queremos lograr, y trabajar con ahínco para hacerlo realidad.

Intentar complacer a todos es una ventana al abismo, siempre habrá quien esté en contra y quien esté a favor de nuestros planes. La decisión de dejar de preocuparnos por lo que puedan pensar, y tomar acciones para materializar los sueños, es nuestra.

Los expertos en la conducta humana sostienen que la autoconfianza es una cualidad que comienza a desarrollarse en la infancia. Apenas nos damos cuenta de que somos una persona independiente comenzamos a formarnos una idea de quiénes somos.

En este contexto el papel de los padres y tutores, es protagónico y decisivo. Acompañar un ser humano en el camino de la vida, es un gran reto y compromiso.

Es darle la oportunidad de poner a prueba su fortaleza y desarrollar sus capacidades alimentando su confianza en sí mismo. Por supuesto las causas de la falta de confianza no siempre radican en la niñez. A veces surgen a partir de experiencias de vida que no han sido asumidas adecuadamente.

Mi experiencia personal me ha enseñado que creer en uno mismo es el primer paso para alcanzar el éxito. Hacer consciencia de nuestras fortalezas y debilidades, identificar hacia dónde vamos y trabajar incansablemente para trillar el camino, es la clave. No es justo compararse. Cada persona es única y, precisamente en esas diferencias radica la grandiosidad de cada cual. Te aliento a no permitir que el pasado y los fracasos anteriores te limiten, así como a no dejar que el miedo al futuro te inmovilice. No existe peor decepción que llegar al final del camino y preguntarse qué habría pasado si me hubiese atrevido a intentarlo. Por eso siempre les digo a mis hijos: “es importante recordar que si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, igual tienes razón”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s