¡Destellos de luz para los ciegos!

Ser capaces de ver es algo que damos como obvio. Y es probable que sea una de esas cosas no apreciamos en su justa dimensión hasta que tenemos que prescindir de ello. Nacer sin el sentido de la vista o quedar invidente por alguna enfermedad o accidente provoca una serie de situaciones emocionales para quienes deben enfrentarse valientemente a una sociedad que, lamentablemente, no ofrece facilidades para el desenvolvimiento de las personas ciegas.

Por suerte no están solos. Desde hace 52 años en el país funciona el patronato Nacional de Ciegos, una entidad sin fines de lucro que ha devuelto la felicidad y la tranquilad a miles de familias a lo largo de estos años. El Patronato entiende que la ceguera esconde mucho más de lo que parece a simple vista. Desarrolla un espíritu de superación personal que los mueve a involucrase e su progreso personal, y a hacer que las cosas pasen.

Foto 1En un reciente encuentro con Alexandra Ventura, presidente de la entidad, y parte de su equipo directivo, nos contaba con emoción como había sido testigo de innumerables momentos en que una persona ciega volvía a recuperar la vista luego de un proceso operatorio. ¡Wao que bendición! Me da terror tan solo imaginar que por alguna circunstancia no pueda volver a ver el rostro de mis hijos, mi esposo, o mi madre; o el sol de la mañana, o cualquiera de los miles de motivos para agradecer que Dios nos da cada día y que no aprendemos a valorar.

La meta principal del Patronato es la rehabilitación funcional y profesional de las personas ciegas, para convertirlos en entes productivos, integrados social y laboralmente. La buena noticia es que a través de los Centros y Programas de Rehabilitación, han logrado detectar a tiempo anomalías de la visión y detener la ceguera.

Un personal calificado y entrenado en las diferentes técnicas especializadas utilizadas en la rehabilitación de las personas ciegas realiza un excelente trabajo en las comunidades. Allá donde reside la persona integrando a sus familias en el proceso. Los ciegos son entrenados sobre uso del bastón, aprenden a desenvolverse en la cotidianidad de la casa, a peinar sus niños… Pero también se les capacita para desempeñar labores como masajes, el manejo de centrales telefónicas y  otros equipos de oficinas, tareas rutinarias de zonas francas, cómo manejarse en una recepción de oficina o en pequeños negocios como colmados, paleteras, ventas de productos agrícolas y misceláneos. En fin se les prepara para la vida, para su nueva vida, y asumen el sostenimiento propio y de sus familias con igual responsabilidad, amor y disciplina que cualquiera de nosotros.

Cada ano el patronato Nacional de Ciegos organiza una actividad benéfica denominada “Te de Primavera”, con el objetivo de operar a pacientes que padecen de catarata. La lista de espera supera las cien personas y la meta es que todos sean beneficiados. El tradicional encuentro se realizara mañana martes en la Sala de Fiesta del Santo Domingo Country Club. La contribución es de tan solo mil quinientos pesos y podrás disfrutar de una hermosa tarde llena de solidaridad donde los mismos ciegos han preparado shows artísticos, pases de moda y una mini estación de masajes, además de que ofrecerán artesanía y accesorios elaborados por ellos.

Aun quedan sillas disponibles. Ojala te animes a contribuir y puedas comprobar ‘de cerca’ la hermosa oba que realiza el Patronato.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s