Bordar las iniciales… Un detalle elegante

IMG_5226La práctica de bordar las iniciales en la ropa, que hoy en día un símbolo de distinción y elegancia, es un legado de la realeza. En la antigüedad, los reyes y toda su familia (sin importar su edad) vivían en la misma residencia y para no confundir las prendas que le pertenecían a cada hombre, se bordaban las iniciales. Así, aunque algunos de los miembros fuesen de la misma talla existía una marca que identificaba a quien le pertenecía.

Con el paso del tiempo el uso de las iniciales se convirtió en uno de los signos más clásicos en la vestimenta masculina, y proyecta personalidad y elegancia. Simbólicamente le otorga a la pieza un dueño exclusivo.

Es importante recordar que la elegancia nada tiene que ver con ser ostentosos, sino especiales. Las iniciales únicamente deben de ser en mayúsculas. No es correcto grabar el nombre completo. Para las camisas la regla de la elegancia indica que las iniciales deben de segrabadas en uno de los puños (se recomienda el izquierdo, pues así luce mejor con el reloj). El tamaño correcto es de un cuarto de pulgada. No olvidemos que se trata de un detalle discreto.

Únicamente se deben bordar las camisas de buena calidad, (algodón egipcio, por ejemplo), formales, manga larga, con cuello y puños rígidos, para uso con gemelos. Luce más elegante en las de color blanco, pero se puede hacer en todas aquellas de colores pasteles y sin estampados o el grabado puede perderse visualmente.

El uso de dos o tres letras grabadas en la mantelería, ropa de cama, pañuelos y otros artículos de uso personal, también ha ganado popularidad, creando así lo que llamamos un monograma. Cuyo nacimiento se remonta al siglo 6 A.C., según Cynthia Brumback, autora de libro ‘The Art of the Monogram’ (El Arte del Monograma).

Durante esta época, las monedas fueron marcadas con las iniciales de los gobernantes para añadir autenticidad. Al rey Carlomagno se le atribuye el establecimiento del monograma tal como la conocemos hoy en día. Sus conquistas militares fueron marcadas públicamente con las iniciales de Carlomagno para comunicar su poder a todo el mundo en la tierra. Otros líderes militares también adoptaron el uso de varias letras como un símbolo de riqueza y poder. De acuerdo con Brumback, en la Edad Media, artistas y comerciantes comenzaron a adoptar las iniciales del monograma para identificar sus obras.

Uno de los monogramas más conocidos del mundo es el “IHS”, que son las iniciales de Iesus Hominum Salvator, colocadas en la cruz de Jesús, y que es muy utilizada para representar el cuerpo de Cristo. La época victoriana marcó el comienzo de la utilización de los monogramas como un símbolo de propiedad y estatus social, que continúa hasta nuestros días.

Las familias que habían adquirido nueva riqueza, pero carecían de un escudo de armas, asociado con las familias históricamente ricas, adoptaron el monograma para sus fincas y propiedades personales. Incluso, las familias que aparentaban ser ricos, colocaban las iniciales de la familia en sus prendas de vestir y ropa de cama como un signo de sofisticación y clase.

Técnicamente hablando, un monograma es un diseño que incorpora dos o más letras que se conectan de diversas maneras. Las letras pueden estar entrelazadas, rodeada por un borde, hasta obras de arte únicas, o simplemente ordenadas de una forma sorprendente. Mientras más sencillo sea el diseño más elegante se verá.

Iniciales para las parejas

Un monograma de las iniciales de los cónyuges o parejas bordado en los manteles o en la ropa de uso doméstico puede llevar una única inicial, la del apellido, si es compartido, o las iniciales de sus dos apellidos, si son diferentes. Un monograma de dos iniciales puede ser dividido con un punto de diamante, u otro diseño.

Las parejas que comparten un apellido también pueden optar por un monograma que tenga la inicial de sus nombres. Tradicionalmente a inicial del primer nombre de la mujer va primero, luego la inicial del apellido en una fuente un poco más gruesa y la inicial del primer nombre del hombre en el mismo tamaño de fuente que la mujer. La letra del medio, el apellido, tendrá una letra más grande que las dos iniciales exteriores. Por ejemplo, Victor y Celeste Guareno sería CGV.

IMG_5240Posicionamiento de los monogramas

Las iniciales bordadas sobre servilletas deben colocarse ya sea en la esquina o en el centro, a lo largo de un pliegue. Los monogramas sobre manteles cuadrados deben ir en una esquina, a medio camino entre el centro del mantel y el ángulo exacto, para que el monograma se vea cuando la tela se encuentra en una mesa. Pero en los manteles largos, el monograma debe ir en el centro de cada lado largo.

El bordado de iniciales en la ropa de cama debe ser visible cuando la sábana es doblada hacia afuera, y en las almohadas debe ir a lo largo del dobladillo del lado abierto. Las toallas de baño tienen que tener el monograma en el centro para que el bordado sea visible cuando se cuelga.

Un monograma también puede referirse a una sola letra, o a dos, decorativa que aparece en un objeto para añadir estilo y propiedad. Si es para un obsequio debes elegir un tipo de letra que este en coherencia con la personalidad de la persona que recibe el regalo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s