El liderazgo de la mujer

Hace algunos días la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias, Ejecutivas y Profesionales, (Anmepro) arribó a su trigésimo aniversario. La entidad sin fines de lucro, que dirige Fior Rodríguez de Ranucoli, se ha convertido en una perfecta aliada del desarrollo de la mujer, contribuyendo a potencializar sus capacidades.

Para la celebración, el Renaissance Jaragua Hotel & Casino fue el escenario que acogió a decenas de damas de diferentes profesiones, que además tuvimos la oportunidad de disfrutar de la magistral conferencia de la ministra de la Mujer, Janet Camilo, sobre el tema “Desafío para el liderazgo de la mujer en el siglo XXI”. No había tenido la oportunidad de escucharla y quede gratamente sorprendida. Simpática y sencilla, la ministra compartió un material coherente con su propuesta, y de manera asertiva, dinámica y real. Me regocijé de ver que las mujeres estamos representadas por una igual con metas y sueños como cualquiera de nosotras, con obstáculos por derribar, con una prole a quien cuidar, y con deseos de avanzar.

Anmepro, que realiza una serie de actividades sociales y de capacitación con miras a favorecer el crecimiento de la mujer y motivar su espíritu emprendedor, entregó esa tarde varios galardones a damas que se han destacado en las áreas donde se desenvuelven.

Entre estos reconocimientos fue homenajeada, por su liderazgo y destacada labor en los medios de comunicación, Gema Hidalgo, administradora del Grupo de Comunicación Listín. Dona Gema, como muchos la llamamos, es una mujer capaz de calmar, con solo una mirada, la más grande de las turbulencias. Ella irradia paz, la paz que por dentro lleva. Es dulce y amable, pero también es perseverante y observadora. Con ella he aprendido a responder todas las preguntas antes de plantear una propuesta. No acepta un no como respuesta, su actitud positiva y conocimiento sobre una diversidad de temas, la convierten en la orientadora por excelencia para alentarte a proponer las soluciones.

Su liderazgo no es autoritario, ella te acompaña, motiva y orienta. No tiene la última palabra, siempre dejará que llegues a tus propias conclusiones. Es flexible ante cualquier planteamiento, respetuosa de las opiniones y es incapaz de lacerar tu dignidad.

En su discurso de agradecimiento dijo que el liderazgo femenino implica evolucionar sin perder de vista la capacidad de ser flexibles y saber entender los cambios sociales adaptándonos a ellos, y que  es importante preocuparnos y ocuparnos por una sólida formación personal, para orientar nuestro trabajo a resultados de calidad y excelencia.

Para ella el liderazgo significa ‘procurar un matrimonio indisoluble entre la generosidad y la inteligencia’, y lo pone en práctica.

Me llené de orgullo al escucharla porque ha sido una de las mujeres que me ha inspirado a dar cada día lo mejor de mí. Aplaudí con cariño, respeto y admiración su reconocimiento. Y creo firmemente, tal como ella expresó que “no existen secretos ni misterios para alcanzar el éxito. La fórmula es simple y se resume en estas palabras: capacitación, compromiso con la calidad y la excelencia, pasión, y trabajo, más trabajo, y más trabajo…”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s