La Ciudad Colonial tiene su propio gato

Una vez leí, no recuerdo donde, que entre las cinco cosas que debemos aspirar a cumplir antes de partir de este plano terrenal, se encuentra publicar un libro. Inmortalizar las ideas que brotan de lo más profundo del alma, parece sencillo, pero no lo es.  El proceso de escribir sobre un tema con el cual te identifiques, estés satisfecho con cada capítulo que redactas y que al finalizar estés orgulloso de lo que has logrado, conlleva sacrificio, disciplina, dedicación y pasión… sobre todas las cosas mucha pasión.

¡Rosanna Rivera lo ha logrado! Ha plasmado su esencia en las páginas de su primer libro: “Un Gatito en la Ciudad Colonial”, que hace pocos días fue presentado en una hermosa velada, que por supuesto, no podía ser en ningún otro lugar que no fuera la ‘Primada de América’.

Con la espontaneidad que la caracteriza, ha dejado plasmado en cada párrafo un pedazo de su alma y logra que el lector transite por las calles de la Ciudad Colonial con ella, su gatito Cuba, que es el protagonista del cuento, y los demás personajes, admirando los detalles de los monumentos, y detallando las características únicas de sus habitantes.

El relato, que ha sido editado en inglés y español, refleja la intensa fascinación que Rosanna Rivera siente por la Ciudad Colonial y el compromiso que ha asumido para representarla. Pero quien la conoce de cerca no ha de asombrarse, pues desde hace años se ha entregado en cuerpo y alma a la defensa y cuidado de cada esquina de este patrimonio cultural, y ha puesto sus redes sociales al servicio de los residentes de la zona. Así es ella, cuando se involucra en un proyecto lo ‘tatúa en su alma’ y no descansa hasta ver el éxito del mismo.

“Un Gatito en la Ciudad Colonial” habla de solidaridad, de cultura, de valores, de amor, de nostalgia… es una mezcla de sentimientos y emociones. Pero es también una tierna y real historia, porque Cuba, el gatito rescatado, ahora es parte de la vida de Rosanna y de todos los que la conocemos. Cuba a todos nos ha ensenado alguna lección de la vida y  no sospecha que también ha sido protagonista de largas conversaciones sobre sus travesuras.

Tengo la certeza de que este libro tan solo será el primero de muchos otros que publicará. Lo sé porque la conozco y ella es una profesional innovadora, entregada, comprometida, que se renueva cada día, amante de los retos y decidida a dejar una huella en su amada Ciudad Colonial.

¡Enhorabuena, Rosanna!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s