Una exposición en homenaje a la vida y el estilo de la princesa Diana de Gales

La más reciente edición de la revista Ritmo Platinum, de Listín Diario, rinde homenaje al paso de Diana de Gales por este mundo. 176 páginas que nos llevan a transitar sutilmente por su estilo, su pensamiento, su historia y su legado.

Diana fue sin dudas “una de las figuras más importantes del siglo pasado, pero también la más vulnerable y triste”, dijo una vez, con sobradas razones, el diseñador Oscar de la Renta, quien también era su amigo y confidente.

Hija de padres divorciados, Diana tuvo una niñez dentro los estándares normales. Era una estudiante considerada por debajo del promedio pero sobresalía en los deportes como natación, buceo y hockey.

Su matrimonio con el príncipe Charles estuvo bajo la presión de grandes expectativas. Llegó al altar con un hermoso e impresionante vestido de novia color marfil, de grandes mangas farol y una cola de 25 metros… ¡Una princesa de la vida real!

Para Diana, su rol prioritario fue de madre y así lo demostró siempre. Se preocupó por guiar a sus hijos en el sendero de una buena educación y que se divirtieran, pero además fomentó en ellos la sensibilidad humana y la solidaridad, características intrínsecas de Diana.

Como la crónica de una muerte anunciada, luego de once años, un matrimonio lleno de traiciones terminó en divorcio, y Diana empezó a escribir otra historia… una historia en la que se le veía sonreír y que, lamentablemente no pudo disfrutar porque el destino le arrebató la vida.

Hace algunas semanas una tenue lluvia se hizo cómplice de una noche especial. Un exclusivo grupo de invitados de Listín Diario se dieron cita en la capilla Nuestra Señora de los Remedios, en la Ciudad Colonial, para presenciar una espectacular exposición fotográfica dedicada a Diana de Gales, junto a la cual fue presentada la edición de la revista concebida en su honor a propósito de la conmemoración del 20 aniversario de su trágica partida.

“Melba Segura de Grullón, Alicia Ortega, Ginny Heinsen, Sarah Jorge León, Leslie Amiama, Monika Leschhörn, María De Moya, Mariel de Bonetti, María Torres Prida, Mariella Hazoury y Verónica Varela nos inspiraron con su gracia y estilo siendo nuestras musas para recordar, a través de hermosas imágenes, a esta gran mujer, por medio de los lentes de los grandes fotógrafos de este país, bajo el ojo asertivo del joven talento y director creativo Jorge Brown”, afirmó en su discurso Rosanna Rivera, directora de Revistas y Comunicaciones del Grupo de Comunicación Listín.

La exposición está abierta al público por todo el mes de octubre, en el atrio central del centro comercial BlueMall. Aquí les cuento un poco de las grandes protagonistas y lo que simbolizan sus fotografías:

THE LAST PERSECUTION

MELBA SEGURA DE GRULLÓN POSA PARA JOCHY FERSOBE

Con las líneas clásicas de este Oscar de la Renta, el lente de Jochy Fersobe capta en Melba Segura de Grullón el constante asedio bajo el cual vivió Diana, llevándola, eventualmente, a aquella trágica noche en París que le costó la vida. El escenario representado, precisamente hace alusión a aquel choque en el Pont de L’Alma donde la persecución de los paparazzi, el descuido del conductor y, quizás, conspiraciones contra su persona, dejaron huérfanos a dos jóvenes príncipes. La versión de Diana obtenida en esta imagen es la Diana formal y elegante que mostraba siempre frente a las cámaras, pero cuya atención deseaba y condenaba por momentos.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Oscar de la Renta. Calzado: Dior. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Celia Núñez. Peinado: Chiqui Polanco

RED CROSS

ALICIA ORTEGA-HASBÚN POSA PARA HAIRO ROJAS

Nadie entiende mejor que la comunicadora Alicia Ortega-Hasbún, posando aquí para el lente de Hairo Rojas, el poder que tienen las palabras de una figura célebre para aportar a causas sociales y filantrópicas. Diana fue una maestra en su relación con los medios y el uso de estos para el bien social, utilizando su voz e imagen para apoyar causas benéficas. Esta imagen se deriva de un afamado discurso que dio la princesa buscando apoyo para la Cruz Roja y el HALO Trust, organizaciones que se dedican a la eliminación de minas terrestres. Esta noble causa fue el último proyecto público de Diana.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Carolina Herrera. Broche: Carolina Herrera. Reloj y anillo: Cartier. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Aretes: Luna de Crystal. Maquillaje: Bryan Santana. Peluquería: Camelia Almonte.

 SWANS

VERÓNICA VARELA POSA PARA FERNANDO Y VICTOR

La dualidad más interesante de Diana como personaje histórico, se refiere a la cercanía que sentían todos aquellos con los que la princesa compartía y la distancia a la que su posición en la monarquía la colocaba. Basado en una escena de la vida real, en “Swans” se denota esta distancia entre la representación de Diana y las bailarinas del Lago de los Cisnes, obra favorita de la princesa y de nuestra modelo Verónica Varela, quien posa, vestida de Oscar de la Renta, para Fernando y Víctor.  En su juventud, Diana soñó con ser bailarina, pero el destino le llevó a otro rumbo. Aun así, fue una amante de la profesión toda su vida y una comprometida mecenas del English National Ballet. No es difícil imaginar que la compleja psicología de la princesa le llevase en algún momento a soñar ser el cisne negro.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Oscar de la Renta. Accesorios: Yanes. Bailarinas: Academia de Ballet Alina Abreu. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Cary Michelle Flaz. Peluquería: Camelia Almonte y Carmen Maribel.

PORTRAIT

GINNY HEINSEN BOGAERT POSA PARA ALONDRA ÁNGELES

Ginny Heinsen Bogaert no solo tiene un parecido físico con Diana, comparte además su sensibilidad y compromiso social. Fotografiada por Alondra Ángeles y vestida de Oscar de la Renta, encarna a esa Diana, princesa del pueblo siempre, pero despojada de su título y tiara. Se ve una Diana que ha vivido momentos difíciles, con más experiencia y habiéndose liberado de aquellas restricciones que la monarquía imponía en su estilo de vestir y en su ser. Esta Diana apuesta a Mario Testino para captarla como desea ser vista, como una mujer moderna, empoderada y en completo control de su futuro, pero, además, como una mujer dispuesta, humana, servicial y comprometida, de un estilo clásico y una sencillez evidente.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Oscar de la Renta. Joyas: Yanes. Butaca: Altritempi. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Bryan Santana. Peinado: Camelia Almonte.

BUCKINGHAM ROOM

MARIEL JIMÉNEZ BONETTI POSA PARA SAHIRA Y GÉBER       

La exuberancia y riqueza de su entorno amenaza con abrumarle, pero su estilo elegante y simple resalta su naturaleza. Diana, sin embargo, era difícil de opacar. Desde el divorcio de sus padres hasta su enfrentamiento con la monarquía, Diana demostró una implacable fuerza y resiliencia que contrastaba severamente con la mujer humana y humilde que buscaba ser. Mariel Jiménez Bonetti, posando para Sahira y Géber, comparte la feminidad y encarna la tenacidad que caracterizaban a Diana. Su estilo, traducido a la modernidad, es representado exquisitamente por este regio vestido Monse, digno de una reina.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Monse Pendientes y anillos: Cartier. Brazalete: Luna de Crystal. Locación: Casa Alegre. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Bryan Santana. Peluquería: Maribel García.

LAST DANCE WITH JOHN

SARAH JORGE POSA PARA LUIS VIDAL

La escena se volvió icónica: John Travolta baila con la princesa Diana, quien lleva un vestido de terciopelo azul marino de Víctor Edelstein, en la Casa Blanca. Igualmente emblemático: el vestido negro de Monse que porta Sarah Jorge León, posando para Luis Vidal, en estas páginas. Sarah comparte con Diana una esencia sencilla y elegante, una sonrisa brillante, una gran fuerza de carácter y una increíble disposición por ayudar a los demás. A la par de una de las mejores actrices dominicanas, revivimos el momento en el que la joven princesa tomó la pista de baile.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Monse. Gargantilla: Luna de Crystal. Pendientes y anillo: Cartier. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Kary Michelle Flaz Peluquería: Camelia Almonte

UNGRATEFUL HEART                                                                              

MARIA DE MOYA POSA PARA HAROLD LAMBERTUS

Conceptualizada para representar a la princesa en yuxtaposición al trato que le dio la Corona, “Ungrateful Heart” capta el dolor de Diana en respuesta a su divorcio y al subsiguiente escándalo en el que su reputación fue constantemente atacada, con el fondo de la bandera simbolizando el pueblo que le aclamó y criticó por turnos.  María De Moya posa para Harold Lambertus, regia en un vestido de Monse que muestra la elegancia y sencillez que caracterizaban a Diana y con un corte que la princesa utilizaba frecuentemente.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Monse. Joyas: Cartier . Corazón: Altritempi. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Cary Michelle Flaz. Peinado: Maribel García.

REFLECTION

MARIELLA HAZOURY POSA PARA ALEJANDRO NÚÑEZ

Reflection recrea la sencillez y buen gusto de Diana al momento de vestir, empleando la creatividad al utilizar sus artículos de vestir y joyería, rompiendo patrones en los códigos de vestimenta de la realeza. Diana se consideraba, además, un reflejo de lo mejor que tenía Inglaterra que ofrecer, en toda su elegancia y riqueza. Mariella Hazoury, posando para Alejandro Núñez, refleja esta faceta atrevida y creativa de la princesa, que se consideró un icono de la moda y un ejemplo a seguir. Además de compartir su curiosidad por experimentar el mundo, esta joven representa a la República Dominicana en el exterior.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Oriett Domenech. Joyas: Cartier. Espejo: Altritempi. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez.  Maquillaje: Bryan Santana. Peluquería: Camelia Almonte

ENGLAND’S ROSE

LESLIE AMIAMA PALAMARA POSA PARA LUIS NOVA

Posando para Luis Nova, Leslie Amiama muestra en un espacio surrealista a esa Diana que el mundo colocó en un pedestal y la profunda soledad que le ocasionó esta distancia. El vacío del ambiente busca también reflejar aquella necesidad que tuvo Diana de ser aceptada durante toda su vida, tratando, quizás, de llenar un vacío causado por la separación de sus padres durante su infancia. Aunque le tomó algunos años aprender a utilizarla, Diana se encontró en una posición única durante su vida, con la habilidad de aprovechar la fama que le otorgó su matrimonio para el bien común.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Monse. Collar y pendientes: Yanes. Flor: Milagros López. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Bryan Santana. Peluquería: Camelia Almonte.

OVER THE OCEAN

MARÍA TORRES PRIDA POSA PARA THIAGO DA CUNHA

Durante sus vacaciones en la Riviera Francesa con Dodi Al-Fayed, a bordo de su yate el Jonikal, la princesa es captada en una soledad profunda que es perturbada solo por la presencia de la prensa. La icónica escena ha sido observada desde una variedad de ángulos, pero el resultado es el mismo. La interpretación en estas páginas, con María Torres Prida posando para Thiago Da Cunha, representa a una Diana auténtica y sencilla, cómoda en su propia piel y totalmente fuera de lo común, demostrando su belleza en un momento totalmente libre.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Bañador: Coconat by Nathalie Ramos. Joyas: Cartier. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez. Maquillaje: Cary Michelle Flaz. Peluquería: Maribel García.

ROYAL LOVE

MONIKA LESCHHÖRN POSA PARA CÉSAR SÁNCHEZ

El rol más importante de Diana como mujer fue el de madre. La entrega que les demostró a sus hijos les impactó de manera tan profunda, que en ellos logró renovar la monarquía hasta traerla al siglo XXI. Monika Leschhörn, acompañada de sus hijos Milo y Galo Diná, y fotografiados por César Sánchez, encarna a esta Diana entregada que se revela contra las convicciones propias de la monarquía, para darles a sus hijos una niñez normal dentro de lo posible.

Dirección creativa, artística y estilismo: Jorge Brown. Vestuario: Maylé Vásquez • Joyas: Cartier. Niños: Milo y Galo Diná. Asistente de estilismo: Pamela Núñez y Eddy Gómez . Maquillaje: Bryan Santana. Peluquería: Maribel García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s