¡Un lazo rosa, no es suficiente!

Una vez más llega octubre y trae consigo el otoño, pero también múltiples campañas en favor de la prevención del cáncer de mama. Cada año son más las organizaciones que se suman a la causa designando parte de su presupuesto a propuestas de prevención y concienciación, y son más las personas que se identifican con la situación de miles de mujeres alrededor del mundo, y exhiben, por todo el mes, el lazo rosa que simboliza la prevención.

Pero octubre no no es suficiente, hace falta que de enero a diciembre se generen más acciones enfocadas en la educación de la sociedad. Que se estimule la autoevaluación sin miedo en las escuelas, los barrios, las comunidades lejanas y a través de los medios de comunicación; que se faciliten los accesos a las mamografías sin costo, que las empresas aseguradoras incluyan en su portafolio de servicios, a todo costo, la quimioterapia y la radioterapia.

Exhibir un listón rosa en el nuestra ropa no es suficiente. ¿Tienes idea de qué tan devastadora es la noticia de un diagnóstico positivo de cáncer ? ¿Sabes cuánto cuesta una reestructuración mamaria? ¿Te has detenido a reflexionar sobre lo que significa para una mujer verse en el espejo con solo uno de sus senos? Sin duda las consecuencias de esta enfermedad provocan un impacto fuerte que cada persona digiere de manera diferente, en los que todas coinciden es en los niveles de valentía que poseen para decidir luchar hasta el final amparadas en la esperanza. El cáncer es un concepto muy amplio y ambiguo que puede convertirse en una experiencia muy solitaria, por lo que apoyar a nuestros amigos y familiares afectados es vital para su pronta recuperación.

Admiro  a las mujeres sobrevivientes de cáncer que hoy enfrentan la vida positiva, amorosa y con tanto aprendizaje para compartir. Octubre es perfecto para agradecer a entidades como la Liga Dominicana Contra el Cáncer que ha asumido la responsabilidad de velar por el buen funcionamiento del Instituto de Oncología Dr. Heriberto Pieter proporcionando los equipos de alta tecnología que modernamente se requieren para los tratamientos del cáncer. Octubre es perfecto para reconocer el trabajo de la Asociación Mujeres Solidarias, una entidad sin fines de lucro que ofrece apoyo emocional a mujeres sobrevivientes de cáncer de mama y a su familia.

 

Pero estas entidades no caminan solas, hay un equipo comprometido que “hace que las cosas pasen”, allí esta Lourdes Estrella, ella es parte de las Mujeres Solidarias. Sin ser sobreviviente de cáncer impregna pasión a este proyecto y a cada una de sus acciones. Se ha entregado en cuerpo y alma, ha tatuado en su piel el propósito de la institución y no se detiene ante ningún obstáculo. Lourdes no es una voluntaria pasiva, su personalidad no se lo permitiría. Su solidaridad desborda los límites de la asociación y sé muy bien que ha comprometido recursos propios para ayudar otros. Lo sé porque la conozco, porque la he escuchado defender a cada una de las sobrevivientes, porque la he visto involucrarse en cada detalle sacrificando su tiempo personal.

Lourdes no usa un lazo rosa en su ropa, no compra un cosmético porque sea parte de una pasajera campana, ella da todo lo que tiene, pero no solo en octubre, su apoyo se esparce como pólvora los doce meses del año… Te invito a que emulemos su ejemplo y cambiemos los listones por acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de quienes padecen de cáncer.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s