¡Listos para aplaudir el mejor!

Conversando con mi hijo Oliver, de 12 años, sobre el transcurrir de un día en su colegio, se me ocurrió preguntarle ¿quién era el mejor de la clase?, inmediatamente, para mi sorpresa, empezó a nombrar varios de sus compañeros y a atribuirle a cada uno un talento especial: Amelia, en matemática, Fernando en deporte, Samuel en ingles… y así fue agregando a los demás en música, español, cívica, hasta concluir incluyéndose en la lista como un ‘experto’ en religión. No puede evitar reírme a carcajadas, aunque valoré inmensamente su honestidad y le expliqué la importancia de reconocer nuestros propios dones y de quienes nos acompañan.

Todos los libros de liderazgo que he leído coinciden en que una de las herramientas más efectivas para motivar a los demás es reconocer su trabajo, agradecer el esfuerzo y felicitar por los resultados, esta acción, además de ser justa, tiene consecuencias positivas porque estimula la satisfacción del individuo, refuerza su compromiso, aumenta su orgullo de pertenencia y consolida el liderazgo. Esto lo saben muy bien los entrenadores, educadores y gestores de equipos, pero parece que, constantemente, también se les olvida. Para que el talento de las personas pueda brillar es necesario verlo, admirarlo, valorarlo y aplaudirlo.

La pugna por contar con el mejor talento es y será siempre un desafío para las empresas. Hace muchos años que la gestión del talento dejó de ser una responsabilidad exclusiva del departamento de Recursos Humanos. Las nuevas tendencias impulsan a que cada supervisor conozca las fortalezas de su equipo y debe motivar que se potencialicen, aunque implique el riego de perder algún colaborador porque amerite moverlo a otro departamento donde pueda desarrollar su habilidad especial. La gestión de las personas es, sin duda, un aspecto clave en la vida de las organizaciones exitosas.

Pero no es tan sencillo aprender a reconocer nuestro talento y el que poseen los demás en una sociedad donde desde niños aprendimos a fijar nuestra atención en los errores antes que en las características positivas que también tienen quienes nos rodean o en el esfuerzo que realizan para hacer su labor con excelencia y responsabilidad.

Hace algunos días tuve la oportunidad de participar en una interesante entrega de la plataforma de aprendizaje de Encuentros Interactivos, en esta versión, para mi disfrute, dedicada al tema de las Relaciones Públicas, con un panel a cargo de los profesionales Amelia Reyes, Eduardo Hernández y María Isabel Grullón, y en el cual mi amigo, colega y compañero de trabajo, Ricardo Pichardo, fungió como maestro de ceremonias.

Ricardo, como era yo de esperar, realizó una excelente labor, resultado de un engranaje de disciplina y preparación, de eso, a ninguno de los presentes nos quedó la menor duda. Y es que en algún momento de su corta vida se encontró de frente con un talento escondido para comunicar y ha decidido maximizarlo sin límite. Pero también se encontró con personas sinceras que aplaudieron cada paso de su desarrollo y lo motivaron a seguir adelante.

Que satisfactorio fue ver que, al finalizar la jornada, como la gente se acercaba a manifestarle admiración. Cara a cara y a través de las redes sociales, los elogios, bien merecidos, se hicieron sentir. Reconocer el trabajo de los demás y felicitar por sus esfuerzos es bueno para todos.  Algo me dice que los seres humanos ya estamos aprendiendo a dejar que otros brillen con su propia luz. Hay señales de que vamos por un buen rumbo… y es que en definitiva todos tenemos ‘algo especial’ que hacemos espectacularmente bien y que quizás, no nos damos cuenta.

Y tú, sabes ¿qué talento tienes?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s