Marcas diseñadas para dejar huellas

Con la globalización llegó la idea de que debemos construir una marca personal para posicionarnos y diferenciarnos en el mercado. La fórmula no es mágica, en esencia es implementar las conocidas técnicas de marketing para alcanzar una meta personal. Se escucha fácil, y en realidad lo es, si nos tomamos el tiempo para planificar cada uno de los pasos que debemos desarrollar y estamos claros en el objetivo al que queremos alcanzar.

En ese interés constante de conocer herramientas para potencializar el talento y ser cada día mejor profesional y mejor persona, llegué al taller “Marcas que marcan”, de Gisel Castillo. Cuatro horas intensas, pero amenas, en las que recibí una clara guía de lo que debía hacer para alcanzar con éxito mi propósito.

Gisel es una profesional del marketing y la publicidad y ha impartido varias conferencias y escrito innumerables artículos haciendo alusión al tema. Su propuesta plantea que lo más importante es hacer las paces con nuestra historia personal, aceptarnos, amarnos y hacer un viaje interior para descubrir nuestros propios valores. Hacer una lista sincera con los puntos fuertes y débiles, reconociendo que todos tenemos un talento especial. La actitud, es sin duda, es otro factor importante. Una cualidad que juega un rol fundamental al momento de tomar una decisión ante cualquier gestión o reaccionar frente a alguna situación.

Construir una marca personal nada tiene que ver con llenar las redes sociales de fotografías bonitas en lugares exóticos de todo el mundo como una señal de éxito. Se trata de compartir contenido concreto para posicionarnos como un “experto” y fortalecer la reputación y el prestigio profesional. Ofrecer información de calidad es contribuir a enriquecer a los demás, recordando siempre usar un lenguaje idóneo para el público objetivo y digerible para cualquier persona, sin abusar de tecnicismos y utilizando un vocabulario siempre positivo.

La experta aconseja basar nuestras acciones en la coherencia, autenticidad y transparencia, principios básicos para la creación de una marca personal sólida y sincera, sostenible en el tiempo. Son estos valores los que lograrán dejar una huella. Ser fiel a los propios principios morales y mantener un rumbo firme con la valentía de defender lo que se cree, hará de nuestra marca un sello distintivo.

Sin duda para agregar valor a nuestra marca tenemos que estar visibles, elegir de forma inteligente los canales para hacer la sinergia perfecta en la mezcla offline y online. Internet es una herramienta accesible, útil y que no exige muchos recursos económicos. Pero sí esfuerzo, constancia y una importante dedicación, pero no debemos descuidar el canal offline. Una de las mejores formas de construir la imagen personal es establecer relaciones cara a cara a través del networking y asistir a congresos o seminarios del sector para conocer a los profesionales más relevantes del ámbito de nuestro interés.

En definitiva la marca personal sobrevive a la profesional. La tecnología y los nuevos tiempos nos regalan la oportunidad de crear y moldear poco a poco el resultado que estamos persiguiendo. La inversión dará sus frutos a largo plazo, por lo que requiere paciencia y disciplina… Ella no lo sospecha, pero su taller marcó en mi un deseo inmenso de correr tras un sueño profesional y no hay tiempo que perder… los inicios de año son estupendos para plantearnos nuevas metas.

 ¡Vamos, anímate!

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s