“Quererme a mí misma”

Junto a un grupo de buenos colegas del área de Relaciones Públicas me animé organizar una visita al Hogar Bethesda, una modesta casa ubicada en el sector de Herrera en la que residen en la actualidad 34 niños, en su mayoría hembras, que llegan allí a través del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) y de la Iglesia.

Cada uno tiene una historia diferente que contar, pero en común comparten la necesidad propia de un hogar en este contexto. En algunos casos sus padres no tienen condiciones para tenerlos, otros desaparecieron físicamente; varios tienen sus padres cumpliendo una condena en un recinto carcelario; en otros casos simplemente los abandonaron, pero allí, gracias al compromiso, amor y entrega asumidos por Ketty Figueroa, y María Noesí, han encontrado un hogar, que se rige con el concepto de familia.

Nos esperaron ansiosos, con todo en su lugar y dispuestos a compartir la mejor de sus sonrisas. El hogar luce limpio y ordenado y los niños también. No hay caritas tristes, todos tienen algo por lo que sentirse felices, saludaron sin miedo y se integraron fácilmente, haciendo preguntas y externando palabras de gratitud por los obsequios recibidos, no solo a mí, que ya me conocían, igual a los demás miembros del grupo.

Todos van a la escuela. Esa es la norma, reciben formación cristiana, y como en la casa de cualquiera de nosotros, tienen asignados deberes para cumplir: arreglar la habitación, limpiar, sacar la basura, recoger la cocina… acciones cotidianas de cualquier hogar. Por la época de Navidad ya tienen su arbolito engalanando la sala, lo decoraron ellos mismos, y festejan las tradiciones con la alegría de vivir plenamente con lo poco que a diario reciben.

En la pared, próximo al árbol de Navidad, está colgado un inmenso cartel que dice “Proyectos para el 20118”, allí todos han escrito un mensaje que a su vez es un compromiso consigo mismo. Al empezar a leer, cada promesa me sorprendía más: “portarme bien en el hogar”, “ayudar a la limpieza si protestar”, “mejorar mis notas”, “aprender a hablar inglés”… hasta que mis ojos se detuvieron en un mensaje que es, además, una llamada de atención: “Quererme a mí misma” dice la frase y debajo la firma de la niña. No pude evitar conocer la cara de aquella valiente adolescente que fue capaz de entender que estaba dejando de amar lo más importante, su propia vida.

Me contó que en la escuela se había convertido en la jovencita que siempre dice “si”, sin detenerse a reflexionar que estaba sacrificando parte de su vida para tratar de ser aceptada en un grupo que realmente no le interesaba porque no tenía nada en común con sus planes de vida futura. ¡Bravo! No pude escuchar mejor respuesta, y que satisfactorio saber que además de las cosas elementales de la formación, como es el cuidado personal, la educación en valores o la perfección en su preparación profesional, en el hogar, la directiva estaba interesada en que cada niña aprendiera a valorarse, a amarse y a respetarse.

Ahí empieza el amor, cuando somos capaces, primero de todo, de querernos a nosotros mismos. Es imposible ofrecer a los demás lo que a nosotros nos falta. Cuando estamos preparados para asumir quiénes somos nos liberamos de la presión. Cuando asumimos el compromiso de amarnos, lo que en verdad estamos asumiendo es la responsabilidad de crear en nuestro interior el bienestar que solíamos delegar en factores externos.

Enseñar a nuestras niñas a amarse a sí mismas es tan importante y básico como ensenarles los beneficios de un correcto cepillado. Quien sabe lo que vale no permitirá que nadie viole sus derechos ni hiera su dignidad. Si amarnos a nosotras mismas es el primer gran paso para empezar a detener el abuso y la violencia contra la mujer. ¡Entonces…! ¿Qué estamos esperando?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s