Pensar en el retiro… justo a tiempo

Tras más de tres décadas de éxito como directora creativa de su firma, la reconocida y talentosa diseñadora venezolana, Carolina Herrera, anunció  que se retira de las pasarelas, aunque ha sido enfática al afirmar que, “nunca de la moda”, porque ocupará la posición de embajadora internacional de su marca, un rol creado exclusivamente para ella.

Ella creció en el seno de una familia acomodada de Caracas, tuvo la mejor formación en el mundo de la alta costura pues estaba acostumbrada a vestir con ella desde que era niña. Ese mundo fue perfecto para crear a la gran diseñadora en la que se convirtió.

Con 79 años, cuatro hijas, 12 nietos y 6 bisnietos, Herrera ha confesado públicamente que su decisión está motivada en un deseo de compartir más tiempo con su familia. ¡Bravo por ella!, que satisfacción ha de sentirse cuando puedes tomar una decisión similar en buen estado de salud y a una edad que aun te permite disfrutar de las bendiciones de la vida. Pero aunque dispone de todas las comodidades imaginables que se consiguen a través del dinero, seguro que para Carolina no fue una decisión fácil de tomar.

15188033329306

A pesar de que lucía feliz en su despedida, impecablemente vestida y sosteniendo un hermoso arreglo de rosas rojas, en su mirada había un dejo de nostalgia, y es que en sentido general la jubilación, aun sea a voluntad, es uno de los momentos que más afectan en la vida de una persona, por mucho que nos hayamos preparados. De repente te enfrentas a una alteración en la rutina diaria. Inevitablemente el retiro envuelve un duelo porque de llevar una vida activa y organizada, con objetivos marcados de forma preestablecida, te despiertas sin ninguna obligación laboral, sin horario marcado y con excesivo tiempo libre disponible a lo largo del día.

Pasamos años en una empresa que poco a poco se va convirtiendo en nuestro segundo hogar. Este escenario no solo es fuente de ingresos económicos estables, es también plataforma de nuestro desarrollo a nivel profesional, pero principalmente es el lugar ideal para fomentar sinceras amistades.

La idea de que jubilarse es negativo ha quedado en el pasado. Hay que dar paso al relevo generacional. Jubilarse también tiene múltiples ventajas, y puedes continuar activo en campos relacionados a tu profesión. No más relojes despertadores, tiempo para caminar en las tardes, para compartir con quienes amas, almorzar a la misma hora, ir al salón de belleza sin estrés… El retiro exitoso amerita planificación y empieza con un estado mente positivo, con el reconocimiento de que es una oportunidad para comenzar una nueva vida en muchos sentidos.

images

Igual que Carolina Herrera, aunque respetando las diferencias, soy de las mujeres que sueña con poder un día tener más tiempo para mi familia, y cuando le llegue mi turno para la jubilación, pido a Dios me permita tener la voluntad para seguir viviendo con propósito y sentido. Que pueda tener un plan para cada fin de semana, salud para disfrutar de la naturaleza, y fuerza… mucha fuerza para abrazar a mis seres queridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s