Salvador Dalí Museum: Trascendencia de un legado artístico

Fue una parada no planeada en la agenda del viaje, sin embargo, estar en Tampa y ser amante del arte, fue la mejor excusa para lograr incluir esta visita en la programación. A nuestra llegada al museo, el correspondiente chequeo de seguridad y la cantidad de visitantes hicieron un tanto incómoda la espera. A nuestro ingreso en la sala, quedó atrás todo rastro de malestar y dimos inicio, entusiasmados como niños, a un recorrido emocionante por el desarrollo profesional de Salvador Dalí. La guía no escatimó detalles y nos trasladó, obra tras obra, al mundo fascinante del surrealismo…

El Salvador Dalí Museum es un espacio de arte situado en el centro de la ciudad de San Petersburgo, sobre la bahía de Tampa. Una pequeña joya pictórica que alberga la colección más grande de pinturas de Salvador Dalí fuera del continente europeo.

175683-Dali-Museum

La estructura, que es en sí misma una pieza maestra del surrealismo, mezcla, de forma casi mágica, el clasicismo con la fantasía ‘daliana’. Fue diseñada por el arquitecto Yann Weymouth, combina lo racional con lo fantástico: el hormigón, capaz de resistir los vientos huracanados de Florida, mezclado con vidrios y formas que responden al enigma que emana del surrealismo de Dalí.

Inaugurado en enero del 2011, consta de un rectángulo con paredes de 18 pulgadas de grosor, de donde nace una inmensa burbuja  llamada “Enigma” que tiene 75 pies de alto y está formada por 1062 triángulos de cristal.

673c8b9egc0c4b5d7c411&690

En el interior del museo se construyó otra pieza clave y simbólica de la obra de Dalí: una escalera que representa la fascinación del artista por las espirales y las dobles hélices de las moléculas del ADN.

orl-travel-salvador-dali-museum-photos

El edificio de tres pisos contiene en su interior tienda, café, teatro y salones para clases, conferencias y talleres de toda índole, además de una extensa biblioteca. Desde el tercer piso se puede apreciar una maravillosa vista de la bahía de Tampa.

IMG_20180716_125123_523

La galería alberga 96 óleos, 100 acuarelas y dibujos, 1,300 gráficos, posters, fotografías, esculturas, objetos decorativos y un vasto archivo de libros y referencias sobre Dalí y el Surrealismo, así como objetos inspirados en la obra del pintor catalán. Organizadas en orden cronológico, estas pinturas dan un entendimiento fascinante acerca del desarrollo de Dalí como artista.

Los jardines ubicados frente a la bahía se prestan a la contemplación y permiten a los amantes del surrealismo teorizar sobre la relación entre las matemáticas y la naturaleza.

depositphotos_64805003-stock-photo-exterior-of-salvador-dali-museum

El Museo abre todos los días, excepto los domingos por la mañana, en Navidad y el día de Acción de Gracias. El costo de admisión es 24 dólares adultos y adolescentes 10, incluye el estacionamiento, una experiencia de realidad virtual y la entrada a todas las galerías y jardines.

Mi favorita

La colección de obras del museo incluye siete de las dieciocho obras maestras de Dalí como ‘El torero alucinógeno’ y ‘El descubrimiento de América por Cristóbal Colón’. El museo, bajo la dirección de Hank Hine, recibe anualmente alrededor de 200.000 turistas de todas partes del mundo y es una parada esencial para los apasionados de la obra de Dalí.​ El trabajo de Salvador Dalí es famoso en todo el mundo por sus brillantes descripciones de objetos que parecen derretirse y transformarse en cuerpos humanos o paisajes naturales.

IMG_20180716_123703_469

Torero alucinógeno, Dalí

Estar frente a esta maravillosa obra que desde siempre admiré en las clases de arte y literatura, fue una experiencia fascinante. Por de más impresionante por su tamaño y colorido y en esencia un juego visual que incorpora una gran riqueza de símbolos Dalineanos que describen de manera subyacente la herencia española del artista.

Un Óleo sobre lienzo de lino 100% pintado a mano en 1970, de 4 x 3 metros, también conocida como “The Hallucinogenic Toreador”. Es una de las composiciones más heterogéneas del artista, entre los elementos que presenta están: su esposa Gala, diosa Venus, colores de la bandera española, plaza de toros, insectos, formas geométricas, perro dálmata, paisaje de Cabo de Creus (Cataluña).

DAT09600

El protagonista

Salvador Dalí ha sido una de las figuras más importantes del siglo XX y es venerado como el inspirador del más fantástico surrealismo. Su arte fue objeto de las más acerbas críticas por estar considerado, al igual que el artista, “poco serio”. El singular personaje se autoproclamó “salvador del modernismo”, y se logró establecer de forma sólida, y pese a sus muchos incrédulos y detractores, en la cúspide de la pintura surrealista.

El Museo Dalí es un homenaje al genio del pintor catalán y a su entrañable relación con Reynolds Morse y Eleanor Reese. Morse, un magnate de la industria de los plásticos de Cleveland, Ohio, y su esposa vieron por primera vez el trabajo de Dalí en una exposición itinerante que éste presento en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, ciudad a la que se había trasladado con Gala, su gran amor y musa, para huir de la Segunda Guerra Mundial (los Dalí vivieron ocho años en los EE.UU.).

original

En la primavera de 1943, como regalo de su primer aniversario de bodas, los Morse se compraron su primer Dalí: Daddy Longlegs of the Evening Hope (Dalí titulaba sus cuadros indistintamente en inglés, francés, catalán o español). Para aquel entonces, los Morse y los Dalí ya se habían conocido y comenzaba a forjarse entre ellos una sólida amistad. Y así, mientras crecía la amistad, crecía también la colección de los Morse que no provenía únicamente de los cuadros que le compraban directamente a Dalí, sino de coleccionistas y marchantes de arte privados.

Llegó un punto en que eran tantas las obras, y algunas de tamaño tan descomunal, que el matrimonio se vio ante la necesidad de buscar un espacio mayor que acogiera su magnífica colección con la única condición de que se mantuvieran integra.

20140925-242-NPCC_Web72DPI

No les fue fácil a los Morse encontrarle un “hogar” a su colección completa. Corría el final de la década de los 70 y, en aquella época, Dalí aún estaba considerado poco menos que un “chiflado” por quienes dictaban los cánones del “Arte” a nivel internacional. Ningún museo estaba interesado en adquirir la colección. En enero de 1980, el Wall Street Journal publicó un artículo, “El mundo del arte americano titubea con Dalí” (“U.S. Art World Dillydallies Over Dalis”), sobre el insólito caso de esta pareja norteamericana que donaba su colección millonaria de obras de Dalí sin que ninguna institución hubiese querido todavía aceptar semejante regalo.

Esta nota fue el detonante perfecto para hallar la solución. El abogado de St. Petersburg James W. Martin leyó la historia y vislumbro el relucir de un tesoro en aquella oferta de los Morse. Movilizó de inmediato a un grupo de poderosos líderes comunitarios, contactaron al matrimonio en Ohio, se dedicaron a recaudar fondos y lograron en pocos meses inaugurar el Museo Dalí.

Lo que comenzó como un sueño nacido de la preocupación por encontrar un espacio donde albergar la mayor colección privada de obras de Salvador Dalí se ha convertido en uno de los encantos de la ciudad de St. Petersburg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s